¿Cuándo el frenillo lingual es un problema?

abril 19, 2021 by Dentologies
dentista-dentologies-frenillo-lengua-dental-1200x800.jpg

El frenillo lingual es pliegue de tejido de la mucosa bucal que tenemos todos en nuestras bocas. Los observamos si levantamos la lengua hacia el paladar como una tira entre el suelo de la boca y la lengua (frenillo lingual) o si separamos los labios, el superior hacia arriba y el inferior hacia abajo vemos un pliegue de mucosa que hace la unión por dentro con los respectivos maxilares y se llama frenillo labial.

¿PARA QUÉ SIRVEN LOS FRENILLOS?

Su función principal es restringir (frenar un poquito, como su nombre lo indica… de ahí el nombre de frenillo) los movimientos de estructuras con mayor libertad de movimientos. Estas estructuras son lengua (frenillo lingual) labios (frenillo labial superior e inferior) y a veces aparecen en localizaciones algo más posteriores, en la zona de premolares.

Cuando el “freno” es muy fuerte impide, entre otras cosas, la adecuada movilidad de lengua y labios o puede producir deterioro en estructuras vecinas al punto de inserción (raíz).

También son necesarios para “estabilizar” por ejemplo:

  1. El paso de aire – depende de posición lingual, mandibular y también de la postura del cuello. En esta coordinación si la lengua por ejemplo está restringida se sobrecarga la musculatura cervical, extendiendo más el cuello hacia atrás… O directamente se ve favorecida la respiración bucal que no es la mejor para la oxigenación y desarrollo de un niño.
  2. DegluciónLa lengua: son 17 músculos que tienen que trabajar coordinadamente con la musculatura de la mandíbula para realizar correcta deglución y fonación. Si los músculos de la lengua están “sobrecargados” por ejemplo por luchar con un frenillo muy restrictivo entonces otras estructuras se tienen que emplear a fondo para compensar las dificultades de movimiento de la lengua.
  3. Pronunciación– crear el sonido correcto de muchas letras depende en gran parte del movimiento correcto de la lengua si bien con sobreesfuerzo de la musculatura lingual muchos niños consiguen adaptarse  a este problema y llegan a tener pronunciación aceptable, no obstante, al tener un mayor número de estructuras implicadas en esta función es posible que aparezcan pequeños tics en la mímica.

 

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico del frenillo lingual corto es fundamentalmente clínico y se basa, por un lado, en la realización de una serie de pruebas clínicas para la movilidad de la lengua entre las que se incluyen que el paciente toque con la lengua el paladar abriendo la boca lo más posible, observándose que la lengua no se elevará y por tanto no tocará el paladar duro, ni podrá proyectar la lengua por delante de la cavidad oral, quedando la punta de la lengua con aspecto de lengua ‘bífida’ y dirigida hacia los dientes inferiores; y por otro lado, en la expresión objetiva de los trastornos del lenguaje y del habla, así como de las alteraciones para la deglución y la lactancia.

La limitación de movimiento de la lengua está asociada a alguna es estas alteraciones:

  • Apiñamiento dental: Paladar alto y estrecho
  • Respiración bucal mantenida
  • Hipertrofia de amígdalas y vegetaciones
  • Otitis de repetición
  • Problemas de deglución
  • Enfermedad periodontal
  • Dislalias (t, d, n, l, rr, s)

Clasificación objetiva (medición de “lengua libre”):

  • Clase I: ligera anquiloglosia: 12 a 16 mm.
  • Clase II: moderada anquiloglosia: 8 a 10 mm.
  • Clase III: severa anquiloglosia: 3 a 7 mm.
  • Clase IV: completa anquiloglosia: menos de 3 mm.

Criterio funcional:

  1. Lengua protruye fuera de boca sin adelantar mandíbula (no se crea imagen de corazón)
  2. Punta lame labio superior sin tensión labial
  3. Lengua retruida no tensa tejido retro incisivo
  4. Sin fuerza sobre incisivos inferiores
  5. Sin dificultad de pronunciación en consonantes asociados a posición lingual = dislalia T; D; N; L; R; DZ No obstante, los niños se adaptan con facilidad a este problema y su pronunciación es La liberación quirúrgica de esta restricción facilita la pronunciación de ciertas consonantes.

 

¿CUANDO EL FRENILLO LINGUAL ES UN PROBLEMA?

Los criterios de los especialistas son algo dispares en este punto.

Si bien hay unos criterios y protocolos establecidos en bebes ya que una gran limitación del movimiento de la lengua les puede hasta poner en peligro la vida por las dificultades en alimentación y respiración en niños más mayores y adultos nos encontramos mayor disparidad de criterios.

En primer lugar, la edad ideal para esta valoración sería a los 2-3 años y aquí tenemos el primer problema, la mayoría de dentistas no suelen ver niños menores de 3 años para examen dental rutinario. Se retrasa así el diagnostico hasta que haya evidentes dificultades de habla o nutrición.

Existe un componente genético (tampoco hay consenso sobre esto) y en este caso los papás que hayan tenido este diagnóstico es más probable que requieran atención del especialista pero los que no estén al tanto de este problema no pedirán atención del odontólogo.

Por otro lado la evolución normal del desarrollo consta de diversas etapas que se alcanzan de forma secuencial y a edades relativamente constantes. La adquisición de la habilidad de pronunciación representa un proceso de maduración; las vocales son los primeros sonidos que se articulan. Los sonidos de las consonantes requieren más tiempo. Algunos sonidos para ser producidos requieren mayor habilidad motora que otros, y por lo tanto, son más difíciles de producir; tal es el caso de la ‘R’, que en el habla es uno de los últimos sonidos en aparecer. Sonidos más fáciles de ser producidos como la ‘P’, la ‘T’ y la ‘M’ aparecen más temprano en el habla que otros. La pronunciación de los sonidos T, D, N, L se logra haciendo vibrar la lengua contra el paladar y cuando ésta se encuentra “restringida” no puede funcionar con normalidad, lo que provoca a su vez compensaciones de todo el aparato masticatorio y el desequilibrio de todos sus elementos.

ATENCIÓN: Si tu peque tiene 4 – 5 años y observas que le cuesta sacar la lengua de la boca o al intentar sacarla se le hace una forma de corazón y/o se ve cóncava, que con la boca abierta tiene dificultad para levantar la lengua hasta el paladar o los dientes superiores, o le es difícil moverla de un lado a otro de las comisuras de la boca, debes buscar un especialista que le ayude.

La mayor dificultad aparece tal vez en la edad adulta, donde la limitación física del movimiento ha sido compensada durante años por sobrecarga en las demás estructuras implicadas en deglución, fonación, respiración y postura cervical y ya nos es muy difícil distinguir si parte de esta “tensión” en la musculatura cervical por ejemplo se verá aliviada con la “liberación” del frenillo. Tal vez sí, pero siempre acompañado de una reeducación postural funcional. En adultos tratamiento quirúrgico y fisioterapia es el binomio de oro.

 

¿COMO SE RESUELVE ESTE PROBLEMA?

El tratamiento es multidisciplinar, es lógico, hay tantas estructuras implicadas que están trabajando de manera coordinada, para resolverlo tendremos que tener al menos la misma coordinación entre varios especialistas.

  • Logopeda
  • Odontopediatra
  • Pediatra
  • Otorrinolaringólogo
  • Ortodoncista
  • Fisioterapeuta

En la clínica dental se puede realizar la fase quirúrgica pero es imprescindible el apoyo de el/la Logopeda, pues esta especialidad puede aportar mucho tanto antes, como después de una cirugía para liberar la lengua. Debemos insistir que una operación sin la reeducación de la lengua es quedarse a la mitad del tratamiento y probablemente la reaparición o no resolución del problema.

¿COMO ES LA FASE QUIRURGICA?

Según el tipo de frenillo existen varias posibilidades de tratamiento

Frenotomía.- Se refiere a cortar la membrana del frenillo que une la lengua con el suelo de la boca. Se realiza con técnicas convencionales, es decir con anestesia local y tijera/ bisturí eléctrico / Laser. No requiere  sutura. La membrana del frenillo lingual es un tejido poco vascularizado e inervado, por lo que casi no sangra y cicatriza solo; por eso es posible hacerlo de esta forma.

Frenectomía lingual.- Se refiere a cuando es necesario cortar las fibras que se encuentran dentro de la lengua y que impiden que se mueva con normalidad o hay que realizar un “rediseño” de la inserción lingual para alargarla más. Esto lo decide el cirujano después de realizar un buen diagnóstico previo e historia clínica. Es una operación que generalmente se hace con anestesia local y sedación o anestesia general. Esta operación se valora hacerla a partir de los 4-5 años realizando

Postoperatorio.- Se recomienda dieta líquida las primeras 24 horas, tras las cuales el niño puede comenzar a comer una dieta en forma de purés preferiblemente fríos durante dos o tres días.

Es importante llevar a cabo una meticulosa higiene oral durante los primeros días del postoperatorio realizando enjuagues orales con agua y sal o con antisépticos bucales.

Antibióticos: No está indicado el uso de antibióticos postoperatorios salvo una dosis profiláctica peri operatoria en pacientes con riesgos asociados.





Dentologies

Salud dental inteligente

Clínica dental en Madrid (Usera) salud dental inteligente: estética dental, implantes, ortodoncia, Invisalign, prótesis dentales, blanqueamiento dental, periodoncia, apnea del sueño, patología de la articulación temporomandibular… 


LLÁMANOS

914 76 07 37
633 65 99 67



CLÍNICA

Antonio López, 138 bajo A
28026 Madrid



Síguenos en

Redes Sociales

Estarás al día de todos nuestros tratamientos y promociones.



×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo podemos ayudarte?